PLANTAS MÁGICAS

jueves, 7 de agosto de 2014

LAS FLORES AFRODISÍACAS EN LA ANTIGÜEDAD


Los médicos de la India conocían perfectamente la virtud de muchas plantas y hierbas, las cuales empleaban para preparar sus poderosos filtros. Se dice que entre los brahamanes el "soma" era una de sus bebidas sagradas y uno de los remedios que se empleaban para producir el estado extático, en el cual el adepto parecía elevarse en espíritu por encima de las regiones terrestres  y alcanzaba la unión con Brahma, el dios supremo. Otras plantas que gozaban del favor de los magos hindúes eran el mango, el jazmín, el ampac, el loto y la asoka, todas ellas candidatas en la composición de filtros de amor.

En cualquier manual de botánica se nos dirá que la flor está conteniendo el conjunto de los órganos reproductivos de algunas plantas, en concreto de las fanerógonas. Sin flores, el ciclo de la vida no sería posible, y tal vez por esta razón han sido utilizadas para los mismos fines por los humanos: reproductivos. Aunque también placenteros, lúdicos, sexuales y amatorios, porque no siempre van unidos estos conceptos.

En los herbarios medievales tenían un apartado especial para este tipo de sustancias afrodisíacas que la mayoría de las veces eran potingues nauseabundos que acababan con el dinero (y a veces la salus e incluso la vida) de cualquiera. En muchos de estos brebajes se utilizaban flores machacadas o maceradas, flores que tenían fama de aumentar la potencia o el apetito sexual de los que recurrían a estas dudosas prácticas de magia. Se puede decir que era un negocio rentable.
 
Ciertamente, los tres reinos de la naturaleza han proporcionado numerosos materiales y sustancias para la preparación de recetas sexuales (polvo de cantárida, piedra astroita, hipómanes, lengua de víbora, sangre de murciélago, y demás vomitivos). Antiguamente se preparaban con un vino al que añadían las hierbas dejadas un tiempo en maceración. De este modo se obtenían pomadas, ungüentos, colirios, electuarios y brebajes mágicos, algunos de tan mal olor como repugnante sabor, y desde luego, carísimos.
 
Entre las flores que eran requeridas para realizar estas mezclas con el exclusivo fin de reforzar la potencia sexual, se pueden citar entre otras, el muérdago, la ortiga (emblema de la lujuria), la albahaca, la almizcleña, el azafrán, el orégano, el cilantro, la correhuela (mezclada con vino), la damiana, el lúpulo, el narciso, la valeriana (con su refrán "si quieres tener a la mujer sana, dale raíz de valeriana), el pensamiento (filtro amoroso de las hadas). Como es de suponer, algunas tienen más eficacia que otras. En este blog las iremos tratando todas.
 
Chismes y rumores no faltaban antiguamente. En el siglo XVIII, el rey de Polonia  Stalislas Leszczynki, tomaba cada mañana una taza de infusión de aspérula olorosa para mantenerse en buen estado de salud. Hoy en Bélgica, Alsacia y Alemania, se utiliza esta planta en maceración para obtener y fabricar un vino, llamado mainein, acreditado por sus virtudes tónicas y digestivas.



 
 
 

0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo