PLANTAS MÁGICAS

domingo, 9 de noviembre de 2014

EL ESPÍRITU DEL BOSQUE O GREEN MAN


El Hombre Verde ha tomado muchas formas a lo largo de los años y ha sido visto por algunos como un simple motivo decorativo más que como un símbolo del espíritu de naturaleza.

Algunos sugieren que con la hipótesis de Gaia, en el que existe la idea de que la tierra es un solo organismo vivo, es decir, la Gran Madre (la parte femenina), también hay un segundo aspecto complementario. Este aspecto es la parte masculina, el hombre verde. El hombre verde representa la vida incontenible. Muestra la unidad que existe entre el hombre y la vegetación, las leyes que rigen secretos de la naturaleza, la fertilidad, y la simetría inclasificable y salvaje inherente a la naturaleza. Tiene muchas apariencias, pero en todas ellas, universalmente es el símbolo de la renovación y el renacimiento continuo, como es la función primordial de la naturaleza.

 
Al mismo tiempo, la atracción que la gente tiene hacia la figura  verde recubierta de hojas parece expresar una  necesidad humana de integrarnos en la naturaleza. ¿Cuál es el vínculo entre nuestra existencia y la misteriosa criatura híbrida humano-planta que se puede encontrar en bosques, edificios eclesiásticos y seculares? ¿Qué es esta atracción? 

 
Está claro que los humanos sienten necesidad de vincularse con el mundo natural y sobrenatural de muchas maneras. En los tiempos modernos, algunos de estos caminos son costumbres populares; pero el folclore es un cuerpo fluido y en constante evolución de las representaciones culturales y no se detiene en cualquier momento, lugar o evento. El folclore continúa evolucionando y desarrollándose en nuestra sociedad contemporánea y es tan significativo como el saber popular y las tradiciones que son tan viejas como el tiempo mismo.
 
 


El Hombre Verde y todas las otras criaturas que habitan en nuestras mentes y almas, existen porque los creamos, y lo que creamos es porque lo necesitamos. No hay nada de malo en esto y el proceso no debe ser desacreditado. Creamos la imagen de nuestros dioses semejantes a nosotros o para nuestra propia comprensión. Es importante crear y establecer nuestras propias relaciones tanto con el mundo natural y sobrenatural, como con otras cosas que nos parecen significativos. Algunos han afirmado que todos los dioses de la vegetación de la humanidad son el Hombre Verde. Si bien estas deidades representan muchos elementos comunes, como la fertilidad, la renovación, el renacimiento y la continuación de la vida después de la muerte, no es correcto equiparar o amalgamar a todos los dioses de la vegetación en una sola.


Al mismo tiempo, sería justo decir que todos los elementos que representan son aspectos del carácter de un "dios" en el sentido más amplio; el primer dios de la humanidad fue tal vez la propia naturaleza.


El Hombre Verde incluye todas las características individuales de estos dioses y más. El Hombre Verde es una realización del alma y el corazón del misterio de la naturaleza, el carácter cíclico de la vida y la muerte, y donde nosotros, como individuos encajamos dentro de este ciclo.


El Hombre Verde es un símbolo antiguo pero que está moldeada por la psique humana para encajar dentro de la estructura de cada sociedad y momento en que reside. Los significados cambian con el tiempo. Él es a la vez un símbolo de la lujuria y el mal, como se ilustra por sus imágenes en las iglesias cristianas, así como un antiguo espíritu del bosque guardián de los intrusos humanos. Él es lo que hacemos de él.


Decir que el hombre verde no es más que un poco de decoración para llenar en un punto en blanco en una pared es lo mismo que decir que el ankh es un símbolo de muerte en el culto egipcio. Hay mucho más que contar.
 
La cabeza llenas de hojas (foliadas) tiene una larga historia en todo el mundo y fueron creadas por razones específicas. La imagen parece florecer de una manera cíclica, y no parece haber una razón para resurgencia periódica en popularidad en el folklore común.
 

Ente el follaje de los grandes árboles de larga vida de los celtas, encinas y robles, son los que más a menudo esconden al Greenman (hombre verde) . Los druidas veneraban el roble y la madera y el muérdago que se cortas de este árbol, para su festival del solsticio de invierno de Alban arthān, rito que todavía ocupa un lugar destacado en la tradición de Navidad contemporánea. Incluso el nombre "druida" deriva de la antigua palabra Inglés "Derwydd" o "vidente del roble".

 



 

 

0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo