PLANTAS MÁGICAS

miércoles, 17 de diciembre de 2014

HISTORIA DE LA FLOR DE PASCUA Y COMO CUIDARLA

 

Cada Navidad nos alegra con su purpúreo color. Está en casi todas las tienda y muchos, al verla de reojo, se preguntan: ¿que flor exótica será esta?


Son las llamadas Flores de Pascua o Poinsettias, cuya imagen no siempre va asociada a un nombre.
 
Es una planta decorativa y está muy extendida por su contraste invernal entre las hojas verdes inferiores y las superiores de color rojo vivo rodeando las flores. Es regalo seguro, puesto que en las fiestas navideñas, es ya costumbre poner en las casas algo rojo y ahí está, por ejemplo, el acebo, con sus bayas encarnadas y las hojas de un verde lujurioso, una especie vegetal, por cierto, cada vez más protegida y que la iglesia introdujo en el siglo pasado durante estas fiestas en su intento de sustituir con él, al pagano muérdago. Lo consiguió a medias, puesto que en los países anglosajones el muérdago sigue teniendo su importancia, colocándose en las entradas de los hogares para dar suerte a sus moradores.


El país originario de la flor de Pascua es México, donde crecían en las chinampas, nombre que recibían los esmerados jardines de las ricas ciudades aztecas. Corría el año 1520 cuando los españoles de Hernán Cortés llegaron a Tenochtitlán, actual México capital y vieron por primera vez estas flores rojas de los jardines de Moctezuma, el rey azteca. Los españoles trajeron a Europa, entre el oro y "otros recuerdos", semillas y plantas desconocidas hasta entonces.

 

Es su afán recolector (y de rapiña, que todo hay que decirlo), no se dieron cuenta en cambio de las brillantes flores, que siguieron creciendo entre las ruinas.
 
Tuvo que llegar el siglo XIX, en concreto el año 1825, para que el embajador de Estados Unidos, Joel Robert Poinssett, se percatara de su presencia e impresionado por su belleza llevara algunos ejemplares a su tierra, Carolina. Allí las empezó a cultivar con plena dedicación.


El experimento tuvo éxito, y los botánicos bautizaron la planta con el nombre de Poinsettia (Euphorbia Pulcherrima), en honor de quien la había dado a conocer. Que menos.
 
El contrapunto a la hermosura de esta planta tan exótica es que contiene un látex capaz de producir dermatitis, irritación ocular y si algún despistado la ingiere por error le puede causar graves daños bucales y digestivos. No está de más saberlo.
 

Como seleccionar una Poinsettia

La planta que elijas debe tener follaje verde oscuro. Si tiene caídas o dañadas las hojas bajas, indica la mala manipulación, fertilización forzada, la falta de agua o un problema de enfermedad de la raíz. Las coloridas brácteas florales (rojo, rosa, blanco o bicolor y rosa blanca) debe estar en proporción con el tamaño de la planta y el tiesto. Pocas o ninguna flor real (las piezas de color rojo o verde forma de botones en el centro de las brácteas de colores) o por lo menos que estén cerradas, será lo mejor si queremos que la planta dure más.

 
Cuidados en Navidad

Asegúrate de que la planta esté bien envuelta cuando la lleve a casa porque la exposición a bajas temperaturas, incluso durante cortos periodos de tiempo puede dañar las hojas y brácteas. Desenvuelve la planta tan pronto como sea posible porque los pecíolos (tallos de las hojas y brácteas) puede inclinarse y girarse si la planta se queda envuelta por mucho tiempo.
 
 


Para una máxima vida de las plantas, coloca tu poinsettia cerca de una ventana soleada o en algún otra zona bien iluminada. No dejes que ninguna parte de la planta toque los cristales fríos. Las Poinsettias son plantas tropicales y por lo general se cultivan a temperaturas superiores a los 20º (entre 18º y 25º es lo mas adecuado, si tu estás a gusto con la temperatura, tu planta también lo estará) en invernaderos, con menos de 10ª de temperatura la planta se helará, por lo que estar en el interior de la casa es lo mejor para que tenga una larga vida. Las altas temperaturas tampoco las soportan bien así como las corrientes de aire cálidas o frías por lo que es necesario mantenerlas lejos de radiadores, aparatos de aire acondicionado  y de ventiladores, así como de las ventanas o puertas abiertas. Coloca la poinsettia en un cuarto fresco por la noche para alargar el tiempo de floración.


Examina la tierra todos los días y riégala sólo cuando esté seca. Echa suficiente agua para empapar la tierra hasta el fondo del tiesto y desecha el exceso de agua que quede si le has puesto un plato debajo. Si no le echas  suficiente agua a la planta se marchitarán y doblarán las hojas inferiores. Si echas demasiada las hojas inferiores se pondrán amarillas y luego se caerán.

Si se mantiene la planta durante varios meses, aplica un fertilizante soluble de plantas de interior, una o dos veces al mes, según las recomendaciones del fabricante.

 
Reflorecimiento

Si quieres mantener tu flor de pascua e incluso llegar a hacer de ella un arbusto grande, sigue el procedimiento que te explico a continuación.


Las Poinsettias tienen flores de larga duración, sus brácteas permanecerán vistosas por varios meses. Durante este tiempo, los brotes laterales se desarrollarán por debajo de las brácteas y con el tiempo crecerán haciéndose tallos florales.
 
Para tener una planta en buena forma para el año siguiente, necesitarás podar la planta dejando los tallos de un tamaño de entre 10 a 15 centímetros. Deja de una a tres hojas en cada uno de los tallos o ramas  antiguas, e irán creciendo las yemas situadas en las axilas de las hojas. Podar la planta hará que los brotes crezcan y se desarrollen. Este poda se hace generalmente en febrero o principios de marzo. Mantén la planta detrás de una ventana soleada a una temperatura entre 18 - 24 y riégala como ya te dije anteriormente, cuando la tierra esté seca, dos veces por semana suele ser suficiente, según el tamaño de la maceta, si es pequeña, necesitará mas veces. Abona según sea necesario, cada 2 semanas aproximadamente.

 
Si la planta es demasiado grande para la maceta que tiene, (si las raíces se salen por abajo) trasplántala  a otra más grande. Cualquier  turba común y tierra para macetas vermiculita- perlita que venden en centros de jardinería son satisfactorios y fáciles de usar. Si deseas preparar tu propio medio de cultivo, utiliza 2 partes de tierra de jardín, con  una de turba y otra de vermiculita, arena o perlita, además de una cucharada de superfosfato y mézclalo bien.

Después de que el peligro de las heladas de primavera haya pasado y las temperaturas nocturnas superen los 10 grados, puedes sacar la planta al exterior, situándola en lugar más bien a la sombra. Recuerda que necesitará más agua.

 
Sobre finales de Septiembre, ya baja bastante la temperatura, y debes volver a resguardar la planta. Si quieres que vuelva a tener sus preciosas hojas rojas por navidad, la planta tiene que estar en completa oscuridad en el periodo de tiempo que va desde las 5 de la tarde hasta las 8 de la mañana.
 
 
 

0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo