PLANTAS MÁGICAS

jueves, 13 de agosto de 2015

RECETA PARA HACER VINAGRE DE MANZANA CASERO


 
La elaboración del vinagre de manzana casero es ideal para hacer dietas de adelgazamiento ya que no contiene productos químicos añadidos. El proceso es largo, pero puedes hacer una buena cantidad si tienes un lugar fresco para dejarlo almacenado. Y solo vas a necesitar para su preparación manzanas y azúcar.
 
Primero hemos de elaborar el zumo.
 
Sólo las manzanas más dulces y sin golpes ni rastro de moho ni podredumbre son las más indicadas. Si es posible deben ser de origen ecológico o deben estar muy limpias a fin de que ningún producto químico estropee la fermentación posterior. Lavarlas a conciencia, es, pues imprescindible.
 
Usaremos la pulpa de la manzana, sin piel, rabo ni corazón.
 
Siguiente paso: obtener el mosto.
 
Pondremos el zumo (un litro más o menos) dentro de una envase de cristal o barro lo más ancho posible y solo lo hemos de llenar hasta la mitad, a fin de que haya buena fermentación.
 
Lo taparemos con un globo a fin de que no entre oxígeno y en cambio los gases de la fermentación puedan expandirse.
 
La temperatura debe de oscilar entre 18-20 ºC y hemos de esperar entre 4 y 6 semanas. Menor o mayor temperatura puede estropear la fermentación.
 
El dulzor de las manzanas es clave así si son ácidas deberás añadirse un poco de azúcar (a más azúcar mayor graduación alcohólica).
 
 
Si dejamos algún trocito de piel de manzana en el zumo la fermentación es más rápida.
 
Antes de pasar al siguiente paso, que es la transformación en vinagre, hemos de verter el mosto en otro recipiente cuidando de no aprovechar el poso del fondo del mosto. Este poso es el que nos avisa que el mosto ya está listo y que hay que retirarlo.
 
“Como convertir mosto en vinagre”.

Ahora pondremos el mosto en un recipiente ancho y lo colocaremos en un lugar cálido, bien cerca de una estufa, un radiador o en una ventana donde de el sol, durante tres días, en reposo y cubierto con un paño limpio.
 
Una vez pasados estos tres días hemos de destapar el recipiente e intente que mantenga unos 20 ºC constantemente.
 
Hay que evitar los cambios bruscos de temperatura y la exposición a la luz directa. ( Es mejor hacer esta parte del proceso en un lugar oscuro).
 
Hemos de remover el contenido (vital para que se oxigene) una vez al día muy cuidadosamente ya que la capita de fermento que aparecerá en la superficie no debe romperse ni hundirse (para que no mueran las bacterias que fermentan).
 
Este proceso suele durar entre uno y dos meses. Algunas personas y por supuesto la mayoría de las empresas insuflan aire a la parte baja del mosto para acelerar el proceso ya que a más oxígeno más rápido se fabrica el vinagre.
 
Finalmente filtraremos el vinagre y lo embotellaremos en una botella lo más oscura posible ya que la luz solar hace que se estropee antes (ahora tenemos un vinagre sin refinar y sin conservantes químicos, con todas sus propiedades medicinales pero más frágil).
 
¡Ya tenemos el vinagre de manzana!

¿Sabías qué…?
 
Para hacer dieta de adelgazamiento sólo es válido el vinagre de manzana. No vale el vinagre de vino. El buen vinagre de manzana no está refinado y si no lo ponemos a la nevera suelen crear al cabo de unos días, una especie de velo en el interior, que es poco agradable. Lo podemos filtrar y continúa siendo bueno para tomar.

Conservación

El vinagre de manzana debe guardarse en la nevera (heladera, refrigerador) ya que sino sale como una telita que parece seda que flota en su interior. No indica que se haya estropeado pero es desagradable de ver y dificulta su aprovechamiento.
 
Hay que tener en cuenta que:
 
Si nos sale demasiado fuerte indica que su graduación alcohólica es demasiado alta.
 
La próxima vez hemos de añadirle menos azúcar al zumo para hacer el mosto o diluir el mosto (una de mosto por una de agua) cuando vamos a convertir en vinagre.
 
Un último consejo: hacer siempre la primera prueba con poca cantidad (un litro de zumo de manzana) e ir anotando exactamente cada paso que vas haciendo (tiempo, temperatura, cantidad, etc.). Así la próxima vez puedes modificar o no alguna parte del proceso.
 
¿Cuál es la dosis adecuada en la dieta de adelgazamiento?
 
Como normal, lo ideal es una cucharadita de las de postre de vinagre de manzana, en medio vaso de agua con una cucharadita de algún endulzante como la miel. Lo podemos tomar antes de las tres comidas principales. A veces hay que adecuar la dosis de vinagre de manzana a nuestro organismo (hay personas que se sienten mejor poniendo menos vinagre o tomándolo solo una o dos veces al día.
 
Otras notan una mejor digestión tomándolo después de las comidas.


0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo