PLANTAS MÁGICAS

jueves, 13 de agosto de 2015

EL POLEO


SINONIMIAS:
 
Castellano: poleo menta.
Catalán: poliol, puliol, puliot, puriol, poliol d’aigua, poliol negre, herba cuquera, herba de Sant Ponc.
Eusquera: txortalo.
Gallego: poexo, poenxo, poenjo.
Portugués: poejo, hortela-pimenta.
Francés: pouliot.
Italiano: puleggio.
Inglés: pennyroyal.
Alemán: polei.
 
El poleo, planta herbácea anual de la familia de las labiadas, de 10 a 30 centímetros de altura, se reconoce por sus tallos rastreros, de cuatro esquinas que atraigan en los nudos inferiores.
 
Hojas opuestas, ovatoblongas, con algunos dientes marginales. Puestas a contraluz se observan numerosos puntitos que corresponden a las bolsitas de esencia. Estas bolsitas hacen que al restregar la planta entre los dedos se perciba un fuerte olor a menta.
 
Crece en lugares inundados temporalmente, prados y campos húmedos, preferentemente sobre suelos silíceos o aluviones de los valles fluviales.
 
El poleo aparece ampliamente difundido en el continente eurasiático.
 
La floración de esta planta se produce a principios del verano; dura hasta el otoño.
 
PROPIEDADES TERAPÉUTICAS
 
Las propiedades terapéuticas del poleo se equiparan a las virtudes de la menta. Pío Font Quer, en Plantas medicinales, dice al respecto:
 
“En general, el poleo se considera un buen tónico estomacal, digestivo y carminativo...”
 
Dioscórides, tomado de los comentarios del doctor Andrés de Laguna, dice:

 
“El poleo, hierba muy conocida, tiene fuerza de calentar, de adelgazar y de digerir. Bebido provoca el menstruo, las pares y el parto. Si se bebe con miel y azúcar, atranca los humores embebidos en los pulmones y sirve a las retracciones de los nervios. Bebido con agua y vinagre, mitiga los revolvimientos y mordicaciones del estómago, y purga por abajo la cólera negra. Bébese con vino contra las mordeduras de las serpientes (...)
 
Aplicado con polenta, en forma de emplasto, mitiga toda suerte de inflamación; y por sí solo es útil contra la gota, si se aplica hasta que el cuero se vuelve rojo (...) Llaman al poleo blechona algunos, porque las ovejas que le gustan cuando está en flor, luego y muy a menudo balan...”
 
El poleo, en la península Ibérica, tuvo poder mágico contra las tormentas y el rayo. Los campesinos, principalmente en el litoral mediterráneo, donde las tormentas descargan con fuerza y abundancia de aparato eléctrico, colocaban ramitas de poleo en diversos lugares de la casa con la firme convicción de que la protegería del rayo.
 
El poder destructor del rayo causó muchos quebraderos de cabeza a nuestros antepasados antes de que Benjamín Franklin, científico estadounidense, realizara en 1752 el famoso experimento de la cometa y la llave que llevó a la invención del pararrayos. Para conjurar el poder del rayo los antiguos echaron mano de la magia al considerar que ciertas plantas y objetos tenían el poder de “esquivar” al rayo.
 
En Salardú, en el Pirineo catalán, junto a la iglesia de San Andrés, se alza la casa de Es Conjurs (“casa de los Conjuros”), del siglo Xll, donde se conjuraban las tempestades y se guardaban los diezmos.
 
Algunos pueblos, principalmente de Oriente, ante la ineficacia de los amuletos protectores, convirtieron al rayo en dios y le tributaron ofrendas. Indra, el máximo dios nacional del vedismo y del brahmanismo, venció al dragón Vrta con la ayuda del rayo.
 
A Virgilio otorgaba la forja de los rayos que lanzaba Júpiter a los ciclopes. El rayo del padre de los dioses se representaba de dos maneras: como una especie de tizón ardiente por los dos extremos, y como una máquina puntiaguda por ambos extremos, armada con dos flechas.
 
En opinión de Pausanias, el rayo era la principal deidad de Seleuco y se honraba con himnos y ceremonias particulares.

Servio, con la autoridad que le otorga el haber estudiado los libros etruscos, donde se relataba el ceremonial de los dioses, dice que el rayo sólo podían arrogarlo Júpiter, Vulcano y Minerva. El rayo se consideraba obra de los dioses y por esta circunstancia los lugares donde había caído un rayo se consideraban sagrados y se construían en ellos altares.



 

0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo