PLANTAS MÁGICAS

domingo, 14 de diciembre de 2014

HISTORIA DE LOS GIRASOLES

 
El girasol es una planta tan cotidiana en algunos huertos sirviendo de linde con otras fincas que muchos no sospechan que procede de América.

Así es, algunos cronistas de Indias cuentan como Atahualpa, el dios-rey inca, personificación terrenal del sol, avanzaba llevado en andas por sus dignatarios en un trono de oro. A su alrededor guerreros y nobles, llevaban en la mano el girasol de oro macizo, como símbolo de realeza inca.
 
 
Los sacerdotes incas, expertos en astronomía y matemáticas, atribuían poderes mágicos a la flor, en la que habían observado la disposición de las semillas, que sigue siempre un orden numérico determinado en tres series de espirales que se ovillan en sentido horario y antihorario.
 
 
Esta perfección geométrica del girasol suscitó también el interés de los naturalistas de la corte francesa, donde Luis XIV, el Rey Sol,  (como lo era Atahualpa) manifestó una predilección por la que solo podía ser "su" flor.
 
 
Viéndola parece por su tamaño ser una flor de cuento de hadas, pero en realidad, desde el punto de vista botánico, es un gran capítulo solitario formado por un corazón con numerosas y pequeñas flores tubulares, rodeada de una corona de flores petaloides.
 
 

Por consiguiente, parece que procede de la América tropical, en concreto sería oriunda de Perú, traída a Europa por los conquistadores españoles a partir del siglo XVI. En el año 1590, el cronista y misionero jesuita José de Acosta, al describir las plantas de Nueva España en su obra "Historia natural y moral de las Indias" indica que hay una "flor que llaman del sol" refiriéndose a nuestro girasol. Sin embargo, algunos autores ponen en duda que proceda de Perú y aseguran que viene de las regiones templadas de América del Norte.

 
 
Durante mucho tiempo fue considerada una planta ornamental que sigue el curso del sol y nada más. Pero en el siglo XIX empezaron a apreciar sus cualidades oleaginosas (cada pipa o semilla contiene de un 35% a un 55% de aceite).

Venga de donde venga, faltaba una leyenda del género clásico literario para ennoblecer aún más sus orígenes. De ello se ocupó, en plena época clasicista Ippolito Pindemonte que, inspir´´andose en la historia de Clitia y Leucotoe, contada por Ovidio en "La Metamorfosis", escribió una oda al Helianthus o flor del sol, en la que se cuenta que la ninfa Clitia, amada y abandonada después por el dios Apolo, se dejó morir de hambre y sed. Conmovido, el desleal dios la convirtió en una flor y así, Clitia-Helianthus volvió su cabeza hacía en sol, siguiéndole eternamente. En su relación con el sol, se le ha llamado "copa de Júpiter".
 
 
La orientación del capitulo hacia el sol se debe a la diferencia de crecimiento del tallo. Cuando la iluminación es desigual en el lado sombreado de la planta se acumula auxina, un regulador del crecimiento vegetal. Esta acumulación hace que la parte sombreada crezca más rápido que la soleada y, por tanto, el tallo acaba inclinándose hacia el sol.
 
 
Actualmente Rusia es el mayor productor y exportador del mundo. En este país se siembra el girasol alrededor de los campos de maíz por dos razones: porque los cosechadores mastican sus semillas durante todo el día y porque mantiene a los ratones alejados del grano.

En cualquier caso, si a alguien se le ocurre ofrecer a su amiga girasoles, que lo piense antes: ella podría suponer que la acusa de falsedad pues es su significado en el lenguaje de las flores.
 
 
 

0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo