PLANTAS MÁGICAS

sábado, 25 de octubre de 2014

LA MEDICINA BÍBLICA


No debería sorprendernos el hecho de que algunas de las hierbas medicinales que se usan en la actualidad tuvieron antiguamente un papel muy importante en la vida cotidiana de los pueblos que vivieron en la región montañosa de la antigua Palestina, quienes las usaban como alimento, condimento y medicina. Muchos de los remedios que utilizamos hoy en día, nos llegaron a través de estos pueblos primitivos que, buscando medicinas para sus propias enfermedades, nos proveyeron de conocimientos sobre las propiedades beneficiosas de muchas plantas o animales, o de partes de unas y otros.

 
Sin embargo el uso de hierbas medicinales no nació como fruto del conocimiento que tenían los hebreos sobre la medicina, porque en realidad entonces no existía ese dicho saber. La utilización de hierbas con propósitos medicinales surgió de la gran necesidad de higiene que prescribía la ley de Moisés. El conocimiento médico no tenía gran importancia en comparación con la conveniencia de la higiene del pueblo de que se habla en el Pentateuco (los primeros cinco libros del Antiguo Testamento) atribuido a Moisés.

 
No debemos olvidar, sin embargo, que no siempre podemos aprender de las antiguas prácticas médicas, ya que media un abismo considerable entre aquellas concepciones y descripciones de enfermedades y la medicina de hoy. Por ello el significado de muchos textos escritos en la antigüedad clásica ya no es comprensible para nosotros. La situación empeora cuando uno considera los oscuros métodos que se utilizaban para curar las enfermedades.


Con todo, la ley de Moisés es un fenómeno único que no pierde nada de su valor a la luz de la ciencia moderna, y las prácticas de salud que aquella prescribe aún se pueden aplicar en la actualidad. Consideremos, por ejemplo, la vigencia de las leyes que rigen la alimentación y la preparación de las comidas, la profilaxis, la lucha contra las enfermedades venéreas y la institución del Sabbat. El hecho de que los conocimientos médicos en la época de los profetas (aproximadamente del 900 al 500 a.C.) no fueran muy avanzados se debe a que comúnmente se aceptaba la existencia de "milagros" médicos, como puede comprobarse en las prodigiosas curaciones de Elías, Eliseo o Isaías. Tal vez la medicina formaba parte de los estudios en las escuelas de los profetas, pero estos nunca fueron considerados sanadores. Por la naturaleza religiosa de la ley de Moisés, los levitas (los sacerdotes) se convirtieron en "funcionarios" de la salud y posiblemente esparcieron sus conocimientos por medio de la tradición oral.


Sin embargo, tuvo que haber médicos profesionales en la época, tal como lo señalan algunas referencias bíblicas:
 
¿Por ventura no había bálsamo en Galad,
ni había médicos allí?
 
(Jeremías 8,22)
 

En esta sección del blog, Plantas Bíblicas, iremos conociendo todas las plantas y árboles que aparecen en la Biblia, así como sus fines y usos, tanto alimentarios, medicinales y mágicos.


 

0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo