PLANTAS MÁGICAS

martes, 30 de septiembre de 2014

EXTRACCIÓN Y PREPARACIÓN DE LAS PLANTAS MEDICINALES



MÉTODOS DE EXTRACCIÓN

Los principios activos contenidos en las plantas pueden ser extraídas mediante diversas técnicas extractivas o bien pueden ser administrados como tales, tal y como se encuentran en la planta desecada o en la planta fresca.

A lo largo de la historia la fitoterapia ha desarrollado diversos métodos de extracción para el mejor aprovechamiento de las virtudes terapeúticas de las plantas tratadas.

El método de extracción utilizado depende del tipo de planta a emplear (caracteres organolépticos), de la concentración de principios activos y de sus propiedades farmacológicas.

A) Cuando utilizamos el AGUA como vehículo extractivo reciben el nombre genérico de TISANAS: son preparaciones acuosas en las que se aprovecha el poder de extracción que el agua posee.

Manteniendo el agua en contacto con la planta ésta cede parte de sus principios activos a la misma, cede aquellas sustancias que son solubles en agua. Ocurre un fenómeno de difusión celular. Una vez que la planta ha sido imbibida ("quelung"), es decir, impregnada de agua, vuelve a reconstruir el estado que tenía la planta fresca. En la planta seca los protoplasmas celulares están retraídos hacia las paredes celulósicas de rigidez indeformable, con lo cual se llenan de finas películas de aire, el cual es expulsado por el fenómeno de la imbibición y sustituido por agua. La difusión celular y por tanto la extracción de principios activos durará mientras no se alcance un equilibrio osmótico entre protoplasma celular y líquido extractivo, en este caso agua.

 

Según la textura o los componentes de la planta, existen varios procedimientos:
 
1.- Infusión: se vierte el agua hirviendo sobre la planta colocada en un recipiente de cierre bien ajustado, a fin de evitar la pérdida de principìos activos, y se deja en reposo de 5 a 15 minutos, filtrándose y tomándose inmediatamente. Generalmente se utiliza para flores, hojas y tallos tiernos.

2.- Decocción: consiste en echar la planta en agua hirviendo y dejarla hervir durante 5 ó 20 minutos, a una temperatura superior al punto de ebullición, en un recipiente cerrado para evitar la evaporación. Se utiliza para raíces, tallos fuertes y cortezas.

 


3.- Maceración: se introduce la planta en agua a temperatura ordinaria durante varias horas (generalmente de 8 a 12 horas). Esta forma de extracción se suele emplear para plantas ricas en mucílagos como las semillas de lino.

4.- Digestión: se trata de macerar la planta en agua a temperatura media, alrededor de 50° C, durante un tiempo determinado.

5.- Percolación o lixiviación: en este caso el agua, alcohol u otro disolvente atravesaría una columna llena de planta pulverizada, arrastrando durante el proceso los principios activos.

6.- Maceración-Decocción: se utiliza para ciertas tisanas, compuestas de partes vegetales duras y tiernas, en donde está indicado ponerlas en maceración antes de cocerlas.

 

Los métodos más usados, más sencillos y tradicionales son la infusión y el cocimiento.

La extracción depende de varios factores, como son:

1- La cantidad de agua. Cuanto mayor sea la cantidad de agua, más elevado será el agotamiento de principios activos dentro de la planta.

2- Las influencias que entre unos y otros principios activos pueden ocurrir, una vez en solución den lugar a una mayor solubilidad o menor en otros casos.

3- La temperatura. La infusión o el cocimiento a una temperatura cercana a los 100°C favorece la extracción. No obstante, a veces conviene hacer la extracción con agua fría, ya que puede interesar no extraer determinados principios activos que solamente pasarían al agua con la ayuda del calor.

4- El tiempo. La duración del contacto de la planta con el agua.

5- El sistema empleado para la extracción. Se verá más adelante.

6- El grado de pulverización de la planta. Aumenta la extracción cuanto más troceada esté la planta, pero hasta ciertos límites a partir de los cuales pueden originarse una serie de procesos físicos que dificulten el proceso. Por otro lado, las plantas pulverizadas pueden traer otra serie de problemas.

Tanto unos sistemas como otros tienen sus ventajas y desventajas, que se escapan a las intenciones de estas páginas.

B) Otra forma, radicalmente distinta de extracción de principios activos, son los ZUMOS o JUGOS, que pueden ser acuosos o grasos. Así tenemos, zumo de naranja, aceite de oliva, resinas de coníferas, bálsamos diversos e incluso jugos animales (opoterapia). Normalmente se emplean para este tipo de extracción prensas hidráulicas, calor o diversos artilugios mecánicos, como licuadoras, etc.

C) El agua tiene un poder extractivo relativamente pequeño, comparada con otros disolventes también empleados. Uno de ellos y el más usado es el ALCOHOL en diversas graduaciones.

Muchas de las preparaciones extractivas (extractos) se realizan con este disolvente.

D) Otros disolventes utilizados pueden ser: éter, cloroformo, acetona, propilenglicol, etc.
 
 
E) Otro importante método extractivo es la DESTILACION, empleado en el caso en que los principios activos que queremos obtener sean particularmente volátiles. Con los métodos anteriormente vistos gran parte de estas esencias se pierden por ser evaporadas al aplicar calor. La destilación es un antiguo método de extracción que se lleva a cabo con los llamados alambiques.

 
- Existe una destilación seca, empleada para obtener sustancias como el metanol o ácido acético, en la cual no se moja en ningún líquido la materia de la cual se van a extraer esas sustancias.

-  La destilación típica, es llamada destilación húmeda, en la cual, se añade a la planta agua o alcohol como proceso previo antes de la propia destilación.
 


Un alambique consta de:

Una caldera donde se produce el calentamiento del líquido y la planta, o bien una fuente de vapor que atraviese la planta. Los vapores cargados así de esencias llegan a un refrigerador o serpentín, donde condensa todo el líquido y aquellas sustancias volátiles que éste ha arrastrado. Por medio de diversos mecanismos es separada la parte insoluble de esencia y el líquido, siempre con otra pequeña parte de esencia solubilizada en él.

Así, por un lado, se obtienen las esencias o aceites esenciales y por otro lado, las aguas o alcoholes destilados, según se haya empleado en la destilación agua o alcohol. Los alcoholes destilados son también llamados espíritus, esencias o quintaesencias.

Algunas destilaciones se hacen en un medio donde previamente se hace el vacío, con lo cual las esencias se evaporan a temperaturas inferiores, evitándose oxidaciones y la descomposición de la esencia.



Las esencias también pueden ser extraídas por otros sistemas radicalmente distintos:

- Por expresión, con prensas hidráulicas.
 
- Extracción de esencias con mantecas animales: La grasa animal tiene la propiedad de absorber con facilidad el perfume o esencia de la flor en contacto con ella. Una vez la esencia disuelta en la grasa es separada de ésta con alcohol. Este sistema se lleva a cabo en caliente. Hay dos tipos:
 
-  Enflorado. Las esencias son absorbidas por grasas animales, pero en frío y sin estar en contacto planta y grasa. La grasa absorbe el aroma directamente del aire.

- Extracción de esencias con disolventes orgánicos. Normalmente se emplea el éter del petróleo.

Las esencias van acompañadas de hidrocarburos terpénicos, compuestos poco olorosos, que a veces interesa separar de los compuestos oxigenados (alcoholes, cetonas, aldehídos, etc.), más olorosos. Al proceso de separación se le llama desterpenado y normalmente se hace en un alambique con una columna de rectificación con la cual se consigue que destilen unas sustancias y no otras.
 
 

0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo