PLANTAS MÁGICAS

domingo, 6 de julio de 2014

LA RUDA (Ruta Graveolens):

 
 
Es absolutamente normal que  los denominados “sitios de poder” se encuentren rodeados de un “cinturón” de plantas de ruda. Por poner un ejemplo, citaremos el enclave alquímico-mágico del Monasterio del Escorial.

 
Para empezar a hablar de una de las hierbas mágicas y medicinales por excelencia vamos a remitirnos al refranero popular, que en el caso de la ruda es abundante:

“La ruda, con su olor tan repelente,
para el empacho de estómago,
poniendo unas cataplasmas,
ha curado a mucha gente”.
 
"Si la gente supiera lo que es la ruda, nunca saldrían sin ella".
 
“Si las mujeres supieran las virtudes
de la ruda, irían a buscarla a la luna”.

 
La Ruda o “Ruta Graveolens” es una planta herbácea vivaz, de la familia de las Rutáceas que puede llegar a alcanzar hasta un metro de altura. Sus flores son amarillo verdosas y se agrupan en umbelas. Contiene rutina, forucumarinas, resina, goma, materias tánicas y vitamina C.
 
Es fácil encontrarla en los lugares secos y arenosos, desde el mar hasta la zona montañosa; florece de mayo a agosto, con flores reunidas en pequeños mazos de color amarillento que exhalan un olor fuerte y desagradable. Estas flores cuentan con cuatro pétalos, excepto la que se encuentra en la posición central formando el eje de la planta. Alquímicamente esto significa el dominio del alma sobre la personalidad y nos indica la prevalencia de la fuerza de voluntad superior.

 
Aristóteles, la menciona para evitar el mal de ojo y los griegos en general no sólo consideraban esta planta útil medicinalmente, también lo era para “proteger contra lo sobrenatural”. Era frecuente que las mujeres llevaran un ramito de ruda para propiciar la consecución de sus deseos y protegerse de los malos espíritus.

Dioscórides en el siglo I, ya conocía las propiedades medicinales de esta planta. Hay un dicho en latín que dice que la planta extingue el deseo sexual en el hombre, pero exacerba el de la mujer.
 
 
Durante la Edad Media se cultivaba sobre todo en los claustros de los conventos, por su fama de antiafrodisíaca.
 
 
Gaudencio, menciona que un palo de esta raíz puesto en la oreja quita el dolor de cabeza, y que la mujer que está con su regla, pisándola, la sana.

El Padre Hernando Castrillo escribía de la ruda lo siguiente:

 "La ruda tiene muy conocidos provechos. Dicen los naturales que su zumo preserva al que se previniere con él de picaduras de abejas, avispas, escorpiones y arañas.

El Dr. Laguna refiere que “para algunas esta hierba tiene gran fuerza contra los demonios y contra todo hechizo”.

 
Actualmente, es sin duda una de las hierbas más reconocidas y usadas en rituales mágicos y una de las principales protagonistas en los ritos herbales de la Noche de San Juan ya que es una hierba canalizadora de la energía de la Madre Tierra que transmuta lo negativo en positivo, que es justamente lo que se busca en esta fecha, cuando arrojamos a la hoguera todo lo que hay de perjudicial en nuestra vida para que purificado por el fuego, se eleve al cielo y vuelva transmutado en dones o beneficios y salud.
 
 
Y esta es la mayor propiedad de la ruda, dar fe y con ello transmutar nuestro estado y nuestro entorno físico y emocional. También es considerada la hierba del “arrepentimiento” ya que ayuda a las personas a ver sus errores y corregirlos.

Cierto es que la ruda se utiliza para alejar espíritus, en la Regla de palo Monte es una hierba que no se utiliza, ya que en su nganga o “fundamento” hay entidades espirituales y la ruda los alejaría.

 
Tampoco podemos olvidar que esta hierba “amarga” es una de la que más frecuentemente se emplean en limpiezas de negatividad, es potente contra el mal de ojo y también protectora contra él.

Las propiedades medicinales de la ruda, son muchas y sobre todo actúa en los problemas femeninos. Eso sí, utilizada con mucha prudencia, ya que esta planta en dosis elevadas es abortiva y tóxica, por lo que está contraindicada durante el embarazo. Así mismo el roce de la planta con la piel puede provocar reacciones alérgicas.

La ruda es: oxitócica (contrae el útero), emenagoga (facilita la menstruación) antiespasmódica, antiséptica, antihemorrágica y antirreumática. Se usa en infusiones para los trastornos y dolores menstruales, facilitar las digestiones y aliviar los cólicos abdominales así como para eliminar gases y parásitos intestinales. En compresas de una decocción más concentrada es útil para aliviar dolores reumáticos y problemas dermatológicos.

 
El cultivo de la ruda es muy fácil, ya que al ser una planta vivaz, aunque en algunos sitios y debido al frío invernal pierda la parte aérea de la planta, volverá a brotar con más fuerza en la primavera siguiente, basta con proteger la raíz enterrada para que no se hiele. Se puede reproducir por esquejes de las yemas terminales, y en cuanto a tierra, no es nada exigente ya que crece hasta en los lugares secos y pedregosos. Aguanta perfectamente grandes períodos de sequía y florece durante todo el verano.
También se pueden plantar semillas, que germinan con facilidad.


Tener en casa unas matas de ruda siempre es positivo, ya que proporciona protección de todo tipo de energías negativas y a la vez autodeterminación, fuerza, poder, independencia, autoestima, ayuda para vencer la timidez, la desconfianza y la vulnerabilidad.

 
Autor: Begoña Rojo



 

0 comentarios:

Entrada destacada

RECETARIO BASICO CASERO A BASE DE HIERBAS Y PLANTAS MEDICINALES

  EMPLEO DE LAS PLANTAS MEDICINALES PARA DIVERSAS DOLENCIAS   Las partes de las plantas medicinales que se usan para alivio de di...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BUSCAR EN ESTE BLOG

Google+ Followers

  © Todos los derechos reservados Copyright Oficial © Begoña Rojo